martes, 20 de abril de 2010

Olor a facultaD

De nuevo olor a facultad..
Me metí hoy acá, buscando un curso que tenía ganas de empezar.
El tren a once y la capital
Las bocinas, el humo,
Yo paseando en mi mundo
Con la música en los oídos
Con miles de peros en el ombligo
Caminando corrientes que se explota de gente
Caminando sin rumbo
A no perdón..
Voy camino a anotarme en un curso!
Llego al rojas y más gente
Un café lleno de clientes
Medialunas y cortados
Yo en el medio, deambulando
Una recepción con una mesa
Escasez de princesas
El ascensor sube abarrotado
Como todo lo que percibo en mis costados
En la recepción limpian con lisoform
Muchas ventanillas y demasiado “buen olor”
Las escaleras caracol me pasean por esta especie de pulmón de edificio
Subo apurado los 4 pisos, como nene que arranca primer grado
Igualita es mi incertidumbre
Llego a la oficina un “buen dia” y derechito a mirar planillas
Códigos, horarios, vacantes
Ya esto me suena fresco, de un pasado llamado antes
Ahi un poco que me asusto, pero igual me mezclo con el bulto
Y con paciencia y lapicera lleno desprolija mi planilla
¿Teléfono? No me lo acuerdo..
¿Dirección? ¿La que tengo en el documento?
No les va a servir porque de esa ultima dirección ya paso un tiempo..
¿Edad? Hoy es un buen parámetro de edad, pero si lo escribo así no van a entender que quise contestar..
Así que de esta pregunta también prefiero pasar
¿Si el curso lo vi. publicado en clarín?
¿O en ole?
¿O en la nación?
No señor, yo vine acá porque vi. algo por la Internet
A los diarios no les creo ni la temperatura de ayer.
Me enriado con una planilla y la completo parado sin sentarme en una silla
Quedo desprolija…
Saco numerito y me atiende un morochito pelilargo
A no, me corrijo, el dijo “30” pero cuando fui a que me atienda vino la “29” e hizo uso de su prioridad por ser el 29 anterior al 30.
Así que a mi me toco la atención de un señor alto macanudo que atendió a este numero
A, no había avisado, por un rato deje mi cuerpo para pasar de ser Fernando a convertirme en el numero 30
Resulta que al llegar al momento de la bajada de mis datos a su base de datos (¿en que caso se usaran todos los datos insignificantes que te hacen llenar en estas planillas?)
Me comentan que el curso de escritura creativa por el cual yo venia carece de oferta, es decir no esta ofertado, es decir no va a ser dado, no existe por el momento.
Me ofrece otro tipo de cursos a lo que respondo que no que gracias, que yo había venido por ese puntual
Es como si fueras a la verdulería a buscar tomate y te digan “ No, pero podes llevarte naranjas, o melon”
La oferta no responde a la necesidad

Yo me siento raro
Como que lo había chequeado varias veces…
¿Me habré colgado?
Pensar eso tampoco es descabellado
Igual lo tenía bastante claro, varias veces lo había visto desde el ciber,
Conectado
Y me había interesado
La cosa es que a esta altura todo se va desvirtuando
Yo venia en busca de un curso sobre escritura creativa..
Estaba cebado
Entusiasmado
Y ahora estoy en la escalera del rojas, con una planilla sentado
Dada vuelta, escribiendo todo esto sobre la parte en blanco
Donde anoto todo este disparate
Y recién tuve que ir a la mesa de nuevo con mi mejor cara de buen alumno pedí otra planilla a quien ahi estaba sentado..
Y me la convido cordialmente y puso cara “toma otra nene, te habrás equivocado”
Cosa que literalmente es mentira..
La Verdad es que me estaba volviendo para el barrio
Sin el curso y picoteando garrapiñadas de almendra
Y me broto toda esta creatividad a la que hoy le sigo el curso
Que me es vital como el mismísimo pulso
Y sereno sigo camino, mientras me levanto de la escalera
Saludo en recepción y me vuelvo al oeste silbándole al Sol..

8 comentarios:

  1. Lo leí hace un rato, en un cumpleaños horrible, con gente horrible alrededor, buscando distraerme; y me encantó. Me situaste ahí, donde estabas vos. Eso es buenísimo, no hay curso de escritura creativa que te enseñe eso, ni a palos.

    ResponderEliminar
  2. uuuhh, que feo cuando te pasa eso!!, mas que nada porque el viaje hasta esos lugares es una aventura de indiana jones. averiguá por otors lados, debe haber mas cursos.
    si me entero te aviso.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Ah, a mí se me han agujereado esas planillas... Salud!

    ResponderEliminar
  4. al final fue una buena aventura
    y ni hablar que valio la pena
    surge creaitividad en cada nueva experiencia
    lu.

    ResponderEliminar
  5. la creatividad la encontraste igual, pero de otra manera...

    ResponderEliminar
  6. te quiero, fer!

    vuelvo a las pistas.
    sos una inspiración.

    ResponderEliminar
  7. Atendiendo a la libertad que uso de expresar lo que pienso, un conocido reciente me hizo el comentario de tu blog y la pagina de Hasta_cuando en my space... me dijo: "metete ahi que hay gente que comparte lo tuyo..." ¿? Por curiosidad te leo... muy interesante... y me quedé pensando en que seguramente a ti, a los hasta_ cuando y a otros tantos otros me los cruce mas de una vez en el tren (camino de Merlo a Once), en el bondi.. o quien sabe donde!!! ... interesante saber que somos varios, que somos muchos los que todavia resistimos... Un gusto y Saludos! Seguramente hasta la proxima lectura.
    Ludmila Baigorria.

    ResponderEliminar